Día de la Independencia

2 de noviembre de 2006

Un 3 de noviembre, hace 103 años, una nación y su gente decidió que debería ser los dueños de su propio destino.
La decisón de los próceres de la época fue dejar de ser un departamento de Colombia y convertirse en República.
Hoy son los deportistas quienes portan las banderas en los desfiles  que recuerdan esta gesta, sin embargo nuestros deportistas no son libres y están sometidos a la dictadura, abandonó y manejo inadecuado de los dirigentes que han olvidado el sentido patriótico y sólo piensan en ellos.
La dirigencia deportiva ha acabado con lo poco que tenemos de deporte y se aprovecha para figurar como gente buena al lado de los pocos deportistas que entregan más que su vida, con el fin de llevar con honor la bandera panameña por todo el mundo.
Vergüenza debe darle a la dirigencia actual, los problemas de dualidades federativas, vergüenza debe darle a la dirigencia por la existencia de dos Comites Olímpicos en un país tan chico, pero más vergüenza debes darle, el hecho de pensar que lo que hacen esta bien.
La dirigencia actual demuestra que conoce de deporte, lo que yo sé de física cuantica.
No escucho a la dirigencia deportiva hablar de planes de trabajo, con base científica, ni mucho menos hablar del desarrollo coherente de un relevo generacional.
A los atletas panameños sólo les queda, luchar por su independencia, por el respeto propio y por honor de un futuro competir de igual a igual con otros países.
Invito a los atletas, los únicos que se fajan por el deporte, a que den un grito de independencia y se declaren libres de una dirigencia que de panameña no tiene nada.
A los dirigentes, si de verdad aman la patria, renuncien y den paso a aquellos líderes que buscan trabajar.
Porque a la patria no se le ponen condiciones, atletas sean libres.

Por: Omar De La Cruz
Imágenes de un país

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *