Jara conquistó a Churchill Downs

4 de noviembre de 2006

El jinete Fernando Jara encabezó una jornada de triunfos para la hípica panameña en Estados Unidos, al conquistar el Clásico  Copa de Criadores en el mítico Hipodromo de Churchill Downs, en Kentucky.
Jara guió al ejemplar  argentino Invasor a la victoria  y superó al favorito Bernardini en la recta final.
La carrera tenía como premio cinco millones de dólares.
Jara e Invasor recorrieron los dos mil metros de la prueba en 2:02 minutos.
El jinete panameño tiene 18 años y el junio pasado conquistó el Belmont Stakes, una de la joyas del hipismo estadounidense.
En esta prube del Breeders' Cup Classic, "El Maestrito" Alexis Solís llegó quinto con el caballo Brother Derek.

Más triunfos

Eddie Castro y Rene Douglas brillaron en esta jornada de triunfos canaleros.
Douglas se llevó la Breeders' Cup Juvenil sobre los lomos de Dreaming of Anna, quien esra uno de los caballos favoritos para esta carrera de dosañeros.
Esta carrera tuvo como premio dos millones de dólares.
Eddie Castro protagonizó una de las sorpresas de la jornada de la Copa de Criadores en Churchill Downs al ganar con Miesque's Approval la Milla de Breeders' Cup.

Por: José De Aragón

Durán, un abanderado eterno

4 de noviembre de 2006

El alba fue solemne testigo del encuentro entre un hijo y su terruño. Las primeras horas del día despertaban en la brisa matinal el arrullo del viento a la tricolor que hondeaba ufana en las manos de un campeón como jamás se ha visto en tierra alguna.
Roberto “Mano de Piedra” Durán, cual hidalgo caballero, tomó su bandera y dio vida a aquel poema inolvidable: “La Patria son los viejos senderos retorcidos que el pie desde la infancia sin tregua recorrió”.
Porque Durán le tomó un suspiro al viento, le dijo al aura está bandera es mía, sin dobleces, sin disposiciones y sin medir distancias el campeón empezó a llorar tan solo a la primera pregunta vertida a flor de piel.
Su voz tiritaba, cual parpadeo eterno de los hilos de la vida. Intermitente, lleno de una emoción excelsa y una finura indeleble Durán no pudo hablar, solo lloraba… lloraba como muchas otras veces, mientras en su pecho se vertía un sentimiento de patria.
Del Palacio de las Garzas, donde recibió el pabellón tricolor de las manos del Presidente de la República, Martín Torrijos, el campeón se dirigió a la Calle 50, como abanderado oficial, en el día de la bandera. Allí su pueblo lo esperaba para tomarse fotos con él, burlando así el paso del tiempo y guardando para siempre el recuerdo de este 4 de noviembre.
Porque hoy Durán hizo un salto cuántico en el espacio y en el tiempo, para retrotraer a sus más fieles seguidores a aquellas maravillosas noches cuando cautivó el corazón de esta patria en esas batallas épicas, donde sus puños alegraban el palpitar de cada panameño, sin importar ningún crédito social. Ese es Durán, el campeón eterno de su tierra y de su gente.
“Yo me siento muy honrado, orgulloso y satisfecho por esta designación. Estoy muy feliz. Gracias Panamá, esto lo hago con el corazón”, destacó un Durán más relajado luego de concluir el desfile.
“La gente me quiere y yo quiero a la gente. Yo de niño veía los desfiles. Me gustaban. Los miraba por horas. Me ponía detrás de cada escuela y marchaba a su lado y repetía la acción con la que venía atrás”, destacó la gloria.
“Yo quiero a mi pueblo y esto lo hago por mi país. Este es mi verdadera ilusión, mi Panamá”, declaró un emocionado Durán.
Así, una vez más, Durán con su gentileza, humildad y grandeza, escribió una página más en su historia, una historia que va enmarcada en amor leal a su nación, porque hoy “la patria fue el recuerdo… pedazos de la vida envueltos en jirones de amor o de dolor…”. Gracias Durán, por ser como eres. Un verdadero abanderado eterno en el corazón de cada panameño.

Por: Alonso Solís

Coloquio en la cima del Ancón

4 de noviembre de 2006

Roberto Durán se encontraba en el palco presidencial en Calle 50, viendo el desfile del 4 de noviembre, Día de la Bandera, donde fue el abanderado.

Mientras conversaba con su viejo amigo, el cantante Rubén Blades, un joven del Colegio Artes y Oficios se le acerca y le entrega un sobre blanco y muy resplandeciente.

"Mano de Piedra" se sorprende por el brillo y lo toma. Por momentos queda mudo al tocarlo, era como si un recuerda de algo fabuloso volviera a su memoria.

El sobre y el papel dentro estaban hechos de seda y las letras del mismo brillaban como oro.

La nota decía:"Roberto, te espero en la cima del Ancón como siempre, tenemos que hablar. Procura llegar antes que caiga el sol".

Durán se puso nervioso, minutos más tarde se despide de la concurrencia y parte hacia el Cerro Ancón.

Luego de caminar hacia la cima por espacio de  una hora, "El Cholo" llega a la cita a las 4:30 p.m. y se apróxima al punto de encuentro.

Ahí estaba ella como siempre esperándolo en el mismo lugar y con la misma belleza que la carateriza. La leyenda del boxeo se conmueve al ver su belleza y esplendor. La contempla por segundos y luego inicia la conversación

 -Aqui me tienes, porque me has llamado mi amor. Será que me extrañas, porque yo te extraño con fuerzas cada vez que estoy lejos. Es tanto el amor que te tengo que quisiera dejarlo todo, para estar junto a tí y contemplarte por siempre-, expresó Durán.

-¿Te pasa algo verdad?, te no noto triste y pálida desde la mañana en que salimos a pasear por la ciudad. ¿Será que me cuentas? Tu sabes que he dado mi vida para complacerte, para llenarte de gloria y lujo, hacer que todos hablen de tí y miren tu esplendor-

Por momento Durán queda hablando sólo, y se molesta un poco.

-¿Estas enojada conmigo? ¿Qué te hice? Yo sé que tienes todo el derecho de molestar por mis errores, sólo soy un ser humano. Pero debes estar feliz porque te lleve a mi ingreso en el Salón de la Fama y a mis peleas de título mundial. Te cambie por mis hijos y esposa-

Durán se siente en el verde pasto de la cima del Ancón con rostro de incertidumbre.

-Te llevo en mi corazón y aún asi te enojas conmigo, no es justo-

Durán contempla el mar desde el cerro y por minutos queda hipnotizado.

-Ja ja ja. Mira puedo ver desde aquí mi casa en El Chorrillo. Recuerdas cuando me le escapa a mi madre de pelaito y venía a verte a escondidas. Y cuando era apenas novio de La Fula, siempre le inventaba historias raras para chifearla y venir a verte-, hace una pausa por segundos y luego prosigue.

-Los panameños luchamos mucho por recuperar nuestro suelo, nuestros árboles, nuestros mangos. ¡Chuzo los mangos que rico eran los mangos de la zona! Eran más grandes. Como cruce muchas veces el límite y me metía a escondidas porque si los gringos me agarraban que lío. Mi mamá y mis hermanos comieron mucho de esos mangos, a veces era lo único en casa-

-Mi amor tu sufriste mucho, eres una guerrera, luchaste por la soberanía, así como una generación de panameños, muchos amigos míos, que pelearon también. Tu fuerza en momentos dificiles me inspiró. Tus palabras, tu voz de aliento. Tu creiste siempre que llegaría a ser grande-, Durán continúan viendo toda la ciudad con rostro de niño sorprendido, cuando una voz irrumpé su meditación.

-Roberto estoy triste y te llame porque tu eres un gran panameño, representas a mucha gente humilde de este país cuyos sueños se pierden. Tu fuerza te hizo grande y me hizo grande a mi y te lo agradezco-

-Hoy veo al deporte, que tu y otros muchos representaron con honor, manchado y sucio. Ya es hora cambiar de encaminarnos en la vía de correcto, pero como van las cosas creo que no-

Durán responde: -tu lo puedes todo pide los cambios y se darán, tu fuerza es única y cuando quieres algo lo consigues-

-Muchas veces he querido, pero soy creyente del derecho soberano a elegir que tienen los panameños. Sólo espero que recapaciten y que aquellos que no tienen la volutad de progresar den paso a una generación con nuevas propuestas. Sabes Roberto cuantas generaciones hemos visto pasar tu y yo-

-Ufff, un montón-, responde Durán -pero aún no entiendo porque me llamaste sino quieres intervenir en esta situación-

-Cholito, tu eres inspiración de la gente, de los deportistas, sólo te pido que lo sigas sienda y que nos llenes a todo de orgullo y que algún día vean en tu vida algo en que motivarse-

-Sé que en ocasiones no he sido buena contigo, te descuide mucho, pero sabes que no eres el único panameño que amo y que tengo también mis hijos que cuidar. Sólo te pido que vuelvas más seguido y que me visites más en el cerro, que me saques a pasear como siempre-

-Siempre he hecho eso y lo seguiré haciendo y prometo visitarte más para que vuelva la brillantez a tu rostro querida bandera mia. Emblema de mi corazón. Tranquila que seguiré luchando por el deporte a mi manera- expresó Durán.

-Ya me voy, La Fula debe estar brava buscándome, ella es muy buena pero a veces no entiende mi amor por ti, mi bandera, debo traerla a hablar contigo-

-Durán no cambias, pero debes saber que el privilegio de hablar conmigo aquí en el Ancón es para aquellos panameños que me han hecho honorable. Y por cierto cuando salimos- dijo la Bandera.

-Tu siempre sales conmigo, siempre y ahora más que nunca, porque te amo, como amo a este país, a mi madre y a mi natal Chorrillo. Por cierto banderita cuidame a mi gente-, expresó Durán.

-Descuida Mano de Piedra, eso siempre lo hago, cuidate y gracias por todo lo que haz hecho-, dijo la Bandera.

– Todo te lo debo a tí banderita mia, tu que reposas aquí en la patria de los ángeles y bajo tu sombra y hermosos colores vigilas a esta hermosa nación-, manifestó y emocionado Durán, quien se despide con un beso a la bandera, para tomar el camino de descenso al Áncón.

Antes que Durán se pierda en el horizonte la Bandera le pregunta.

-Cholo a donde vas-, Durán responde: -a donde María "Pescao"  en El Chorrilo que tengo tiempo que no como mariscos con patacones-.

Por: Omar De La Cruz

Fotos ilustrativas cortesía de EPASA

Mariano Rivera pedirá extesión de contrato

4 de noviembre de 2006

El cerrador panameño Mariano Rivera dijo a medios de comunicación internacionales, que quiere una extensión de contrato para terminar su carrera con los Yanquis de Nueva York.
"Todavía me queda un año de contrato, pero me gustaría renegociar una extensión para así terminar mi carrera con los Yanquis'', dijo el panameño a la AP.
Rivera, de 36 años, viene de salvar 34 partidos y registrar efectividad de 1.80 en el 2006 con los Yanquis. También acumuló una marca de cinco victorias y cinco derrotas.
El derecho panameño ganó 10,5 millones de dólares en la campaña que acaba de terminar y recibirá una cifra similar en el 2007 según el contrato que firmó hace un año.
"Vamos a dejarle lo del dinero a los agentes. Solo sé que quiero terminar mi carrera con los Yanquis'', añadió.
Rivera se encuentra en la República Dominicana como miembro de Score International, una organización religiosa que promueve la fe cristiana.
El relevista dará clínicas de béisbol a niños de diferentes edades y colaborará en la construcción de un estadio en la comunidad costera de Boca Chica.
Rivera se refirió a la derrota de los Yanquis en la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Tigres de Detroit y exculpó al antesalista Alex Rodríguez, blanco de duras críticas por su pobre actuación.
"Alex no es un Súperman ni mucho menos. Nadie trabaja como él. Los Yanquis perdimos porque el pitcheo no respondió como se esperaba y a Detroit le funcionó a la perfección'', señaló.
El estelar cerrador evadió una pregunta sobre los posibles cambios durante la temporada muerta en la organización neoyorquina.
"Yo sólo soy un jugador que sale todos los días a contribuir. Los dueños y la gerencia son los que determinarán los cambios que se llevarán a cabo para la próxima temporada en los Yanquis'', dijo.

Por: José De Aragón

“PELENCHÍN” NUEVO CAMPEÓN ABSOLUTO DE LAS 122 LIBRAS

Miércoles 4 de octubre.

El colonense Celestino "pelenchín" Caballero venció por nocáut técnico en el tercer asalto al Tailandés Somsak Sithchatchawal y de esta forma se convierte en el nuevo campeón absoluto de las 122 libras.  Este encuentro se disputo en Wat Ban Rai, Nakorn Ratchisima, Thailand.  Pronto estaremos ampliando esta información.

Artículos y fotos: "el birrioso"

El Triatlón cerró con medallas para Panamá

Dos medallas de bronce le dio el Triatlón a Panamá en los XI Juegos Deportivos Estudiantiles Centroamericanos Codicader, tras culminar la competencia que se efectuó en la Ciudad Deportiva de Clayton, en la Ciudad del Saber.

Masculina

En la competición Individual Masculina Gerardo Vergara de Guatemala se llevó el oro con registro de 1 hora 4:06 minutos, la de plata fue para el salvadoreño Joaquín Canales, con tiempo de 1:05:09 minutos, y el bronce fue para Panamá a través de Billy Gordón con cronometro de 1:05:45 minutos.

Femenina

 La guatemalteca Gabriela Bolaños se adjudicó la presea de oro en la competencia individual femenina de los juegos CODICADER, con registro de 1 hora 09:21 minutos, la medalla de plata fue para la salvadoreña Sonia Zabaleta con reloj de 1:16:18 minutos y Katherina Martínez, de Panamá, con tiempo de 1:18:12 minutos, se quedó con la de Bronce.

 

Masculino Individual

   
        1.

Gerardo Vergara

1:04:06

Guatemala

        2.

Joaquín Canales

1:05:09

El Salvador

        3. Billy Gordón 1:05:45 Panamá
       
 

Femenino Individual

   
        1. Gabriela Bolaños 1:09:21 Guatemala
        2. Sonia Zabaleta 1:16:18 El Salvador
        3. Katherina Martínez 1:18:12 Panamá

 Redacción birriapanama.com