“Ya soy un ganador”, Arrocha

Viernes 13 de julio.

No tiene miedo de subir al ensogado, tras 16 meses de inactividad, porque su batalla más importante la libra fuera del ring, y por el momento parece estar ganándola.
Leopoldo "Tiburón" Arrocha esta de vuelta, para asumir un reto difícil, retomar su carrera como boxeador, luego de pasar meses de rehabilitación, debido a su adicción a las drogas.
"Ya me siento un ganador, sin importar el resultado de la pelea contra Tito Molina, yo gané, le gané la batalla a mi adicción", expresó Arrocha, quien derrocha una enorme seguridad para su pleito de mañana ante Ricardo Molina y que marca su regreso al boxeo.
"Lo que viene en mi vida es fácil, es color de rosas, lo peor para mi ya pasó, ya recorrí mi camino con brazas y espinas, ahora estoy listo para demostrar que gracias a Dios soy un hombre nuevo", aseguró Arrocha, quien en marzo del año pasado se declaró públicamente como adicto a la cocaína.
"Pase 17 años de mi vida en el mundo de las drogas, sumergido en mi adicción, pero tome la decisión firme de cambiar, por mi familia y por la vida digna que merecen mis hijos", aseguró "Tiburón".
Arrocha confiesa que el dinero que ganaba en el boxeo lo invertía más en drogas, que en cualquier otra cosa.
"Yo era de los que tenía 20 balboas en la cartera y prefería gastarme uno para el desayuno y 19 para comprar pichi", manifestó el boxeador.
El pugilista afirmó que entregó su vida a Dios, donde encontró el refugio y  fuerza espiritual.
 
El punto de cambio
"Cuando los medios de comunicación pusieron mi foto en grande, donde se habla de mi adicción, mi hijo más grande, quien vive en Penonomé, tomo ese periódico y sin miedo alguno dijo ese mi padre. Ante tan grande muestra de amor y apoyo de mis hijos, de mi esposa y de mi madre, yo tenía que hacer todos los esfuerzos para cambiar", manifestó  Arrocha, en medio de lágrimas, cada una de las cuales simbolizaba esos momentos duros que  hizo sufrir a su familia.
"Mi madre trabaja en un restaurante y a pesar que no gana mucho, siempre ayudo a sostener a mi familia mientras me recuperaba", indicó Arrocha, quien también agradeció la ayuda de otros amigos como: Manuel Escartín y el conocido mentalista Tamao, por ayudar en su proceso de rehabilitación.
 
Humillación

"Dice la Biblia que el humillado será enaltecido, así me siento. Fui humillado, pero ahora Dios me dejó entrar a su camino, me abrió las puertas hacia la luz", expresó Arrocha, quien en cada una de sus palabras, dio muestras de su enorme fe.
"Dios obra en los débiles y eso molesta a los que se hacen llamar sabios. Dios hizo su obra en mi, ahora me toca responderles, manteniendome  en el camino correcto", expresó "Tiburón".
"Mucha gente me pregunta si tengo ganas de consumir drogas, la verdad tengo ganas todos los días, porque mi adicción me estará persiguiendo toda la vida, pero no caigo porque estuve en un infierno al que no quiero volver, porque si vuelvo, no me podré levantar jamás", aseguró Arrocha, quien dijo que sus hijos podrán caminar con la frente alta, porque ya nadie los señalará como el hijo de un "cocaínero".
Pero sin lugar a duda que "Tiburón" no pudo librar sólo esta batalla contra las drogas.
 
El reciclaje
"El Leopoldo Arrocha que hay que aplaudir no es el boxeador, sino al hombre, por la forma en que recicló su vida", dijo el mentalista Tamao, quien ha ayudado al "Tiburón" en los últimos meses en su rehabilitación.
Tamao aseguró que el "Tiburón" es la prueba de lo que es un boxeador mal llevado, guiado por el camino equivocado, que nunca pudo contar con una sicología deportiva a su favor.
"No ve a un deportista ganador, sino a un hombre ganador", expresó Tamao, quien agregó que sigue el caso de Arrocha desde hace 8 meses y que le impresionó mucho como su fe en Dios cambió su vida.
"Todo lo que necesitaba Leopoldo era una reprogramación mental para encontrar el camino de la luz", expresó el mentalista, quien agregó que veo en Arrocha un modelo que puede servir de inspiración para otras personas que atraviesan sus  mismo problemas.
Tamao dijo que no tiene interés en firma al "Tiburón" bajo contrato y que inclusive lo esta ayudando a conseguir trabajo en Braswell Shipyards, una transnacional portuaria, para la cual labora.
"Estoy seguro que todo el trabajo mental que hemos hecho con Leopoldo lo ayudará a ganar. Tengo un 99.9% de seguridad", indicó el mentalista.
 
Ejemplo
"La verdad no quiero ser un ejemplo, ni que me tomen como tal, soy muy humilde para esas cosas", expresó "Tiburón", quien dijo que las personas con adicción a las drogas no necesitan un motivador, sino su propia voluntad de cambio.

Que vengan
"Que vengan como quieran a hacer la prueba de doping, porque no tengo nada", expresó Arrocha, quien peleará como Molina en el gimnasio Roberto "Mano de Piedra" Durán, mañana.
Sobre la pelea en sí, "Tiburón" señaló a pesar que se presentó al pesaje previo por encima de lo exigido, hoy estará en el peso de la pelea.
"Voy a ser campeón mundo, aunque el mundo le parezca absurdo, ya lo verán", dijo un decidido Arrocha.

Omar De La Cruz
Panamá América

Fotos: "el birrioso".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *