ALEMANIA HUMILLA A ARGENTINA Y SUS ESTRELLAS

Sábado 3 de julio.

Alemania derrotó por 0-4 a Argentina en el partido de cuartos de final disputado en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo el sábado 3 de julio.  Los goles de Thomas Müller (3'), Miroslav Klose (68’ y 88’) y Arne Friedrich (74’) pusieron cifras definitivas al triunfo de los germanos, que avanzaron a las semifinales de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010.

El partido comenzó con una Alemania imponente, que dominaba el balón y generaba ocasiones. Pero ni el hincha más optimista de la Mannschaft esperaba que su equipo se adelantase tan pronto. Un magnífico cobro de falta de Mezut Özil encontró a Thomas Müller en el área, quien libre de remató a placer y venció a Sergio Romero (0-1, 3’).

Los de Diego Maradona acusaron mal el golpe y sufrieron minutos de asedio total, aunque Alemania no reflejaba su dominio en ocasiones claras. Para el cuarto de hora el partido se había emparejado. Aún así, la defensa albiceleste sufría cada vez que Özil o Müller tenían la pelota.

La primera llegada argentina llegó en el minuto 22 cuando Lionel Messi mandó un espectacular pase para Carlos Tévez, pero Manuel Neuer logró cortar. Desde ese momento, la posesión estuvo del lado albiceleste, mientras que la Mannschaft esperaba para lanzar peligrosos contragolpes. En uno de ellos, Klose mandó su disparo por encima, tras la habilitación de Müller. Por su parte, Argentina empezó a generar oportunidades, aunque no demasiado peligrosas. La más clara fue una buena acción de Gonzalo Higuaín en el área, pero su disparo angulado fue bien contenido por Neuer (34'). La primera mitad terminó con Argentina agobiando a Alemania, pero sin que sus delanteros encontrasen los espacios necesarios.

Contragolpes mortales
Argentina sabía que tenía que marcar rápido para no exponerse a la velocidad alemana a la contra, y desde el minuto 46 fue con todo por el empate. Ángel Di María lo intentó, pero su disparo pasó apenas desviado del marco alemán. Luego Tévez lo buscó, pero Per Mertesacker rechazó su disparo con la cara.

Se olía el gol albiceleste. El portero alemán debió reaccionar con seguridad ante dos disparos, de Higuaín y Di María. Y justo cuando parecía que Argentina lograba el empate, Alemania definió el encuentro con el sello de la casa: el contragolpe. Tras un excepcional pase de Müller, Podolski se internó en el área, sacó un centro cruzado y Klose, sin marca definió caminando (0-2, 68’).

Argentina se derrumbó. Intentó atacar, con más corazón que fútbol, pero no alcanzó. En una excepcional jugada por banda izquierda, Bastian Schweinsteiger dejó sembrados a tres defensores antes de cruzar para Arne Freidrich, que en el primer poste definió con un toque preciso (0-3, 74’).

Y aún faltaba más. Cuando el partido expiraba, un desborde de Özil, por la banda izquierda, dejó sólo al gran delantero alemán, que festejó su partido número 100 y se quedó sólo a un gol de Ronaldo en la lista de máximos anotadores en la historia de las Copas Mundiales de la FIFA (0-4, 88’).

Alemania se enfrentará en semifinales al ganador del España y Paraguay, el próximo 7 de julio en Durban.

PARAGUAY 0, ESPAÑA 1

España derrotó 1-0 a Paraguay, en partido disputado en el Estadio Ellis Park de Johannesburgo con gol de David Villa al minuto 83, colocándose así entre los cuatro mejores de una Copa Mundial de la FIFA por primera vez desde Brasil 1950, cuando todavía no se disputaban las semifinales como se juegan hoy en día.

La primera mitad no tuvo demasiadas emociones. A España le costó establecer su juego de toque, mientras que Paraguay, bien pertrechado en defensa, estorbaba la salida de los jugadores ibéricos e intentaba contragolpear con balones largos, buscando la velocidad y el físico de los delanteros Nelson Valdez y Óscar Cardozo.

Con todo, Paraguay generó las opciones más claras. Al 1’, el remate de Jonathan Santana fue bien contenido por Casillas. Ocho minutos más tarde, Cristian Riveros cabeceó por encima del marco español y al 20’, Antolín Alcaraz se quedó a centímetros de alcanzar la pelota en posición inmejorable.

Con 6 cambios en relación a su anterior partido ante Japón, los guaraníes contenían bien a España, cuya primera llegada con peligro no llego hasta el minuto 28 cuando Xavi mandó un potente disparo desviado de la cabaña defendida por Justo Villar. Después de esa acción pasaron varios minutos de posesión ibérica pero sin claridad.

Apenas al final del primer tiempo hubo algunos sobresaltos. Primero un gol invalidado a Paraguay por fuera de juego, un disparo de Fernando Torres bastante desviado y otro más de Riveros, que se fue por un lado. Así se llegó al descanso, con el marcador aún virgen.

Penales, postes y locura
En los primeros diez minutos de la segunda mitad apenas hubo situaciones qué reseñar. Lucha en la mitad del terreno y pocas opciones. Pero el partido enloqueció a partir del 55’. En un tiro de esquina para Paraguay, Gerard Piqué jaloneó claramente a Cardozo, y el árbitro no dudó en señalar al punto de penal. El propio delantero fue el encargado de cobrarlo, pero Iker Casillas adivinó la trayectoria y salvó su valla.

La pelota rápidamente voló hacia el otro lado de la cancha. David Villa la persiguió y Alcaraz lo derribó. Otra pena máxima. Marcó Xabi Alonso, pero varios jugadores ibéricos invadieron el área paraguaya forzando a la repetición. En el segundo cobro, Justo Villar se lanzó al lado correcto y logró rechazar el disparo.

El juego se abrió. Andrés Iniesta forzó una espectacular salvada del guardameta guaraní un minuto más tarde y, desde entonces, la pelota se paseó por ambos lados de la cancha sin que se abriera el marcador. Por fin, cuando la prórroga parecía inminente, apareció el genio de Iniesta y la suerte de los ganadores.

El jugador del Barcelona se quitó a tres jugadores en campo paraguayo y sirvió para Pedro que quedó mano a mano con Villar. Su disparo rebotó en el poste, y cayó en los pies de David Villa, que contrarremató hacia la puerta desguarnecida. De forma dramática, la pelota rebotó en el poste derecho, luego en el izquierdo, antes de alojarse mansamente en las redes (0-1, 83’). Triunfo histórico de España, que Iker Casillas se encargó de preservar con una doble atajada sensacional en las postrimerías del encuentro.

España enfrentará a Alemania en las semifinales de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 en Ciudad del Cabo el próximo 7 de julio.

Artículos y foto tomados de FIFA.COM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *