Aclaración pública

Lunes 20 de agosto. 

Por este medio aspiramos aclarar públicamente el incidente de agresión física de la cual fue objeto nuestro director, Aquilino Pérez (mejor conocido como "El Birrioso"), por parte del empresario boxístico Rogelio Espiño, hecho suscitado en la pasada velada boxística KO a las Drogas, organizada por el medio amigo TV Max y la A.M.B. el pasado jueves 16 de agosto.

Con su prepotencia característica, el Sr Espiño intentó amedrentar a nuestro director a mitad de la función, intentando coartar el derecho a la libre información consagrado en nuestra Carta Magna, solicitando de forma grosera, con agresión física de por medio, que nuestro director interrumpiera la cobertura periodística del evento, a pesar de que contaba con las acreditaciones respectivas para ello.

Este no es un incidente aislado. El Sr. Espiño ha venido provocando al personal de esta página web deportiva desde hace más de un año, en cada cobertura en donde se encuentren, a raíz de una publicación aparecida en este medio en el 2006, en la que se hacía una crítica constructiva sobre el poco aprecio y trato que su promotora boxística dispensa a los periodistas que asisten a cubrir sus eventos. Sobre esta misma crítica se habían hecho eco otros medios amigos, como el diario La Prensa, Corp. EPASA, El Siglo, entre otros.

Por la agresión física a nuestro director, el Sr. Espiño ya fue denunciado penalmente ante las autoridades correspondientes, por lo que estamos a la espera de lo que dictamine la justicia.

Sin embargo, no podíamos dejar pasar este hecho, que motivó una cobertura parcial del evento y no como la que siempre han estado acostumbrados nuestros lectores.

Agradecemos, adicionalmente, las muestras de apoyo solidario y gremial de la que hemos sido objeto por parte de muchos colegas, quienes han expresado su total rechazo a el tipo de actitud de parte de empresarios deportivos como Espiño, que confunden la labor periodística y profesional de cada medio y la independencia editorial que nos caracteriza.

Desde esta tribuna exhortamos a los empresarios y autoridades a que tengan la tolerancia que sus funciones requieren para con el escrutinio de la prensa. Una prensa maniatada, amordazada y amedrentada nunca será una buena aliada ni para ellos ni para la democracia. Hablamos de la buena prensa, aquella que informa, orienta y educa.

Y del otro extremo de la balanza, hacemos un llamado a todos aquellos periodistas y comunicadores sociales que han pasado por situaciones similares a la nuestra, a que no callen. En el silencio está la complicidad.

WWW.BIRRIAPANAMA.COM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *