Argentina se consolida (4-1)

Jueves 17 de junio.

Argentina quedó a las puertas de los octavos de final tras derrotar por 4-1, con un triplete de Gonzalo Higuaín, a la República de Corea en el partido del Grupo B de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 disputado en el estadio Ellis Park de Johannesburgo el 17 de junio.

Los surcoreanos cedieron el balón a Argentina que dominó la primera mitad y con paso lento pero seguro se fue acercando al arco contrario. Las ocasiones más claras llegaron en jugadas a balón parado, y así fue como llegó el primer gol. Lionel Messi ejecutó el tiro libre a modo de centro y el delantero Park Chu Young, que había bajado a defender la acción tuvo la mala fortuna de desviar la pelota al fondo de la red (1-0, 17’).

Se entonó la Albiceleste, se animó Carlos Tévez que a punto estuvo de ampliar ventaja otra vez de falta. La combinación Messi-Di Maria-Higuaín carburó muy bien y en una sucesión de golpes de estos talentos llegó el segundo de los sudamericanos culminado por el Pipita con un cabezazo (2-0, 33’)

La Pulga, incisivo y brillante como el Messi del FC Barcelona, tuvo su ocasión personal con uno de esos regates con sello de la casa, que salió por centímetros fuera. Pero los chicos de Maradona se complicaron antes del descanso al permitir a Lee Chung Yong encontrar posición de disparo para acortar distancias (2-1, 45+1).

En la segunda mitad, Messi no sólo buscó la combinación en ataque, sino que supo dar un paso atrás para ayudar a la recuperación del balón en el centro del campo. Higuaín ahogó un grito de gol al ver frustrada por el portero su finalización de la asociaciónde Di Maria y Tévez.

Los surcoreanos no permitieron que la Albiceleste bajase la guardia ni un instante en defensa, y es que cada vez que merodearon el área probaron a disparar, con poco fortuna sin embargo.

Pero Messi zanjó la partida y dejó a Argentina a las puertas de los octavos de final. Él sólo se fue por la izquierda y probó al portero coreano que respondió, llegó al rechace y metió de nuevo entre el arquero y la línea de gol. Entonces Higuaín, libre de marca por el centro, ya sólo tuvo que empujarla al fondo de la red (3-1, 76’).

Antes de ser sustituido, el Pipita tuvo tiempo de completar su triplete, ganando de nuevo la espalda de la defensa coreana y remantando el centro de Sergio Agüero de nuevo desde la izquierda. Así, Higuaín se convirtió en el tercer jugador argentino que anota un hat-trick en un partido del mundial después de Stabile en 1930 y Batistuta (1994 y 1998).

El Grupo B se cerrará el próximo martes 22 de junio cuando Argentina enfrente a Grecia en Polokwane y la República de Corea se mida a Nigeria en Durban, a partir de las 20.30 (hora sudafricana).

GRECIA 2, NIGERIA 1

Grecia reavivó sus opciones de clasificación para los octavos de final de Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 al derrotar a Nigeria por 2-1. El partido, válido por el Grupo B, se jugó en el Estadio Free State de la ciudad Mangaung/Bloemfontein el jueves 17 de junio.

Desde el punto de vista emotivo, el duelo tuvo prácticamente todos los condimentos que un encuentro mundialista puede entregar. En el comienzo, los griegos ejercieron una asfixiante presión sobre los nigerianos, logrando por momentos reducir a sus dinámicos mediocampistas a su mínima expresión.

Sin embargo, tan sólo tres minutos después de que Konstantinos Katsouranis probara suerte casi desde mitad de cancha, obligando a Vincent Enyeama a retroceder rápidamente hasta su meta para contener el balón, Nigeria encontró la apertura del marcador. El autor fue Kalu Uche, quien vio como su centro frontal de un balón parado se transformaba en gol con algo de fortuna (0-1, 16’).

La tarde pintaba mal para Grecia, pero la expulsión de Sani Kaita al promediar la etapa cambiaría el panorama. Rápido de reflejos, Otto Rehhagel sacó a un defensor y puso a un extremo, Georgios Samaras, y de a poco los helenos fueron llevando a Nigeria contra su arco. Tras merodear varias veces la igualdad, a nadie extrañó que Dimitrios Salpingidis se diera el gusto de marcar el primer tanto de su selección en un Mundial, con un remate desde la puerta del área mayor (1-1, 44’).

Emociones por doquier
Si el primer tiempo había sido entretenido, el segundo lo fue más aún. Grecia mantuvo su vocación ofensiva pero chocó una y otra vez con Enyeama, quien realizó no menos de tres atajadas espectaculares. La mejor de ella fue los 59’ ante un remate a quemarropa de Georgios Karagounis que, de hecho, originó un contragolpe muy claro a favor Nigeria, desperdiciado increíblemente por Chinedu Ogbuke Obasi.

La insistencia de los helenos, paradójicamente, tuvo su premio cuando Enyeama no pudo rechazar con firmeza un disparo largo de Alexandros Tziolis y Vasileios Torosidis, con un toque corto, envió el rebote del arquero al fondo de las mallas (2-1, 71’).

Nigeria no se entregó, pero en inferioridad numérica, careció de profundidad para arrimar peligro genuino contra el área rival. Probó con centros cruzados y algunos remates de media distancia, pero jamás puso en serios aprietos al sobrio Alexandros Tzorvas. Si la victoria griega no fue más amplia se debió pura y exclusivamente a Enyeama, elegido a la postre el Jugador Budweiser del Partido.

De esta manera, Grecia no sólo se apuntó su primer triunfo en un Mundial, sino que está otra vez en carrera por un lugar en la próxima fase, el que deberá sellar el próximo martes 22 ante Argentina en Polokwane. Nigeria, en cambio, necesitará ese mismo día vencer sí o sí a la República de Corea en Durban y esperar que el resultado del otro partido la ayude.

MEXICO 2, FRANCIA 0

México derrotó por 2-0 a una Francia apagada en el estadio Peter Mokeba de Polokwane, en partido perteneciente al Grupo A disputado el 17 de junio, y dio un paso importante hacia los octavos de final de la competición.

El encuentro que cerraba el séptimo día de competición de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 alternó varias ocasiones para ambos conjuntos en los primeros compases del partido. Los mexicanos no se achicaron ante la campeona mundial de 1998.

Francia trató de enmendar la excesiva especulación y los errores del choque ante Uruguay, y Raymond Domenech optó por cambiar el 4-3-3 de entonces por un 4-2-3-1 que condenaba a la joven estrella del Burdeos Yoann Gourcuff al banquillo.

Pero tanto Francia como México se trababan cuando llegaban a los metros finales. En la primera parte acumularon una falta precisión tremenda a la hora de rematar.

Franck Ribery, Sidney Guvou y Jeremy Toulalan tuvieron a su disposición la oportunidad de deshacer el empate inicial a favor de Francia, pero o bien la barrera, el arquero contrario o la falta de acierto mantuvieron la igualada.

Mayor iniciativa mexicana
Por el lado norteamericano Guille Franco, Giovani dos Santos y Carlos Vela se encargaron de buscar las cosquillas al cuadro europeo. Pero el resultado fue igualmente nulo. Incluso Carlos Salcido se sumó al ataque en un par de ocasiones e intentó sorprender a Hugo Lloris con su incorporación y posterior disparo. Estuvo activo el lateral e incluso creó algunas ocasiones para sus compañeros.

Francia volvió del descanso adormecida y los mexicanos pusieron la salsa en esos primeros minutos de la reanudación. No fue hasta el minuto 54, con un tiro de Florent Malouda que Óscar Pérez desvió por encima del larguero, que Francia no dio señales de seguir sobre el campo.

El encuentro acogió un duelo especial entre dos zagueros barcelonistas, Rafael Márquez y Eric Abidal. El capitán mexicano le ganó la partida por goleada aunque el electrónico reflejara un simple 2-0.

El primer aviso vendría en el minuto 63, con un tiro del azteca desde fuera del área. Un minuto más tarde, el experimentado defensor del Barcelona habilitaría al Chicharito Hernández para que este, que dudó unos segundos si continuar la jugada al pensarse en fuera de juego, regateara a Lloris y marcara a placer con la portería vacía. Era el gol 50 para México en su historia mundialista.

Pero el calvario de Abidal en su particular reto azulgrana no había terminado. El lateral izquierdo derribó a Pablo Barrera dentro del área cometiendo un penal que transformaría el icono azteca Cuauhtémoc Blanco en el minuto 73. El partido estaba ya sentenciado.

Francia parece no haber superado la ausencia de Zinedine Zidane y sigue buscando su propio estilo sin el astro marsellés. La oportunidad de redimirse – y quizá de conseguir la clasificación- le llegará el próximo día 22 frente a Sudáfrica en Bloemfontein, mientras que México co-protagonizará un duelo latino con Uruguay en Rustenburgo ese mismo día.

Artículos y fotos tomadas de FIFA.COM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Tu fuente Deportiva en Panamá