Caballero no presentó excusas

29 de enero de 2008

Se notaba contento, hasta daba la impresión que no venía de sufrir una derrota en una pelea de título mundial.
El chiricano Roinet “El Mus” Caballero regresó la noche del lunes 29 de enero, a suelo panameño tras su largo viaje desde Indonesia, donde perdió por “nocaut” técnico ante Chris “El Dragón” John, invicto campeón  pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).
“El campeón era superior y muy fuerte, me sorprendió su fuerza”, reconoció Caballero, quien se mostró evasivo, de pocas palabras y burlesco ante los medios de comunicación que lo abordaron en el aeropuerto Internacional de Tocumen.
Al terminar aéreo llegaron familiares del ex retador a la corona, además de amigos.
“Sólo me faltó traer el título, porque hice mi trabajo con responsabilidad”, expresó Caballero.
Sobre el crecimiento que pudo adquirir en esta pelea, Roinet respondió evasivo y poco claro, eso después de un chiste sobre su estatura física.
“Sí,  aprendí mucho, son cosas que ahora no hablaré pero que pienso analizar”, expresó Caballero, quien ahora tomará un descanso.
Roinet dijo que se llevó un bonito recuerdo del pueblo de Yakarta, porque lo trataron como si fuese un boxeador local y no el  panameño que retaba a Chris John.
Inconforme
Quien sí mostró su desconformidad y no escondió su tristeza por la derrota fue el entrenador Orlando Soto.
“Ahora es seguro que toda la culpa la tendré que asumir”, expresó un entristecido Soto, quien añadió que lo que se entrenó para esta pelea no fue puesto en práctica.
“El patrón era buscar una pelea más adentro, pero simplemente no lo hizo (Roinet). Habíamos trabajado para una pelea de este tipo”, aseguró el entrenador, quien reconoció que se estableció distancia, cuando “El Mus” sintió la pegada de “El Dragón” John.
Curiosamente, cuando a Roinet se le preguntó sobre: ¿Cuándo se sintió afectado por la pegada del campeón?, este se hizo el sordo e incluso quiso ridiculizar al periodista que lo interrogaba, haciendo repetir tres veces la pregunta. Al final sólo respondió: “Hasta a un niño le duele cuando le pegan”.
Otro hecho que llamó la atención fueron las salidas por separado del equipo de Caballero.
Soto y el preparador Jorge Araúz salieron por separado, luego Eliécer Gálvez, manejador de Caballero, seguido de su hijo y de último y en solitario, “El Mus”.
El futuro
“El Mus” dijo que descansará antes de volver al gimnasio y dejó claro que no tiene inconveniente en pelear con cualquier púgil del patio.
“Me siento capacitado para pelear con cualquiera y más ahora que regresé de Indonesia”, dijo Roinet, que espera pelear en abril próximo.
Caballero aseguró que aún tiene oportunidad de volver a pelear por un título mundial.

Por: Omar De La Cruz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *