dolo inmortal

21 de octubre de 2006

Roberto Durán recibió ayer, viernes, un emotivo recibimiento de los panameños, que lo homenajearon en las calles tras haber sido elevado al Salón de la Fama del boxeo en Los Angeles.

"No cambiaría a Panamá por nada'', manifestó Durán al arribar al aeropuerto de Tocumen procedente de los Estados Unidos. "Me siento feliz por esta recepción. Este pueblo yo lo quiero y él me quiere a mí".

"Mano de Piedra", de 55 años, obtuvo la distinción en Los Angeles el fin de semana. El legendario pugilista ganó cinco títulos mundiales en distintas categorías.

Para los panameños, Durán es el más grande boxeador y deportista en la historia de este país. En el pasado, era común que multitudes lo fueran a recibir al aeropuerto tras ganar una corona o hacer defensas exitosas.
"Esto me trae recuerdos muy bonitos'', manifestó Durán, ahora convertido en promotor de boxeo.

Trepado en un carro de Cuerpo de Bomberos, Durán fue trasladado en una caravana desde el aeropuerto al barrio de Chorrillo, donde nació en 1951.
 
En el barrio popular se montó una tarima, donde el boxeador recibió una condecoración y una orquesta de música salsa animó la velada.

Durán realizó 119 peleas, de las cuales ganó 103 y perdió 16. De sus triunfos, 70 terminadas antes de límite por su puños de granito. Colgó definitivamente los guantes hace cinco años.

En su barrio
El Carisma de Roberto Durán se debe a su espontaneidad, sencillez y franqueza. Ayer en el recibimiento organizado, luego de su ingreso al Salón de la Fama de Los Ángeles, "Mano de Piedra" volvió a destellar esas cualidades que lo han llevado a la grandeza.

"Nunca tengan vergüenza de ser chorrilleros, porque somos gente buena, que luchamos y logramos sobresalir con sólo la ayuda de Dios", expresó Durán a su llegada a su natal barrio de El Chorrillo, luego de recorrer en caravana, por espacio de tres horas, las principales vías de la ciudad.

Durán llegó a Panamá proveniente de Estados Unidos a las 12:00 m.d. y arribó a El Chorrillo a las 3:37 p.m.

"Los rabiblancos se sienten felices con la gente pobre, porque nuestra amistad es sincera", expresó Durán, mientras recordaba pasajes de su infancia.

"Tenía 10 años que no pisaba este lugar, aquí en este mismo parque estuve preso por primera vez a los 10 años; miren que es ahora", dijo en alusión al sitio donde quedaba la antigua Cárcel Modelo.

Durán estuvo en compañía de muchos excampeones mundiales, entre los que resaltó a Rigoberto Riasco y Jaime Ríos.

"No está la persona que me hizo convertirme en boxeador, Ismael Laguna", expresó "El Cholo", quien luego pidió un aplauso para el colonense.

Tras recibir un par de placas de reconocimiento, Durán hizo reír a la concurrencia con su particular personalidad.

"Tantos premios y reconocimientos, parezco reina, y hasta tengo ganas de llorar", expresó "Mano de Piedra" ante una concurrencia de rostros conocidos para la leyenda del boxeo, recién elevada al Salón de la Fama de Los Ángeles.

Recibe pensión
En el acto se confirmó la entrega a Durán de 18 mil balboas en concepto de pensión para el excampeón, además de la Condecoración Manuel Roy a los laureles deportivos.

El cierre fue musical, con el acompañamiento de Arena Blanca. Durán cantó su tema de salsa favorito "Vamos pá la calle", para luego anunciar que regresa a Estados Unidos, hoy.

Por: José De Aragón, Omar De La Cruz y David Peña

Cobertura Especial

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *