EL RETORNO TRIUNFAL DEL GUAPO SINIESTRO

Martes 23 de marzo.

De la misma forma que es recibido un soldado, después de defender a su país en una guerra por tierras lejanas, con aplausos, saludos, gritos de elogios, fue recibido un héroe del deporte del pancracio panameño.  Este héroe deportivo estuvo como el mismo dice; “en el exilio por 10 años”.  Para esos años, la lucha libre profesional presentaba un enorme bajón y no contaba con sus habituales fanáticos.  En esos momentos, “El Guapo Siniestro” tomó la difícil decisión de hacer campaña en tierras Aztecas y dejar el nombre de Panamá en lo más alto de un deporte, con legendarias figuras como El Idolo y Sandókan entre otros.

El Guapo Siniestro hace campaña en México en el año 2000, pero tuvo que hacerlo con otro nombre.  Se cambia el nombre a Veneno, un luchador que deja huellas en el difícil mundo de la lucha libre profesional mexicana.  Con este personaje Veneno participa en grandes cartillas y logra entrar en una de las empresas con más trayectorias en el deporte mexicano el Consejo Mundial de Lucha Libre (C.M.L.L.) y en la meca de la lucha libre latinoamericana: La Arena México.  Pero el 17 de marzo del año 2002, en el evento estelar, con un lleno total y televisado en un evento de “pago por ver”, el luchador panameño pierde su incógnita ante Gran Markus Jr. un rival con más experiencia y de mayor peso corporal.  Pero esto no le resto la voluntad a Veneno, de seguir combatiendo en tierras mexicanas y haciendo su nombre con mucha técnicas y llaves.

Eran las 9:00 de la noche del viernes 19 de marzo del 2010 y el público estaba impaciente por ver la lucha libre profesional, pero en especial el regreso del Guapo Siniestro.  Se abre el telón para el primer acto y aparece el rudo Marabunta a enfrentarse contra el ídolo de los niños; el Títere.  Fue un combate con la balanza para ambos lados, pero al final venció Marabunta.  En el segundo combate aparece en un duelo en parejas, Sandókan Jr. y Mala Sangre vs El Black Warrior y el Dandi acompañado de la guapa Miss Sofia.  Este combate terminó en un combate de todos contra todos y al final venció el Black Warrior.

Luego, en una tremenda presentación con fuegos artificiales aparece el Guapo Siniestro (con su mascara), vitoreado por los fanáticos que llenaron en un 90% la capacidad del  gimnasio “Yuyín” Luzcando de Bethania.  Los fanáticos estaban frenéticos ante un hecho histórico que presenciarían.  El Guapo Siniestro procedió a explicarle al público que había sufrido una derrota en México y por esta razón, había perdido, uno de los más grandes honores para un luchador latinoamericano: La máscara.  Por esa razón El Guapo Siniestro, había invitado a la leyenda de este deporte al panameño Sandókan, para despojarse formalmente de la máscara ante su público panameño y obsequiársela a uno de las figuras más respetadas de este deporte en Panamá (Sandókan). 

Fue un momento muy emotivo, en el cual las lágrimas de Rafael Medina (Guapo Siniestro) salieron a relucir y demostraron el sentir de un atleta dedicado a su deporte y que este deporte por muy rudo y violento que pareciera, también lo practican seres humanos con grandes valores y sobre todo respeto y sentimientos.  El Guapo Siniestro se asemejó con este noble acto, a los grandes gladiadores, que peleaban en la antigua Grecia en honor a Zeus y por una corona de hojas de olivo.  Este solemne acto finalizó cuando interrumpieron Slash y El Africano, que irrespetaron al Guapo Siniestro buscando pleito.   Luego dio inicio al tercer combate de la noche entre The BeastMan y Black Killer vs El Cuervo y Kumanchú.  The BeastMan y Black Killer salieron con la victoria en este combate. 

El luchador mexicano Septiembre Negro Jr. venció a Red Master por descalificación y con ayuda del traidor luchador panameño Super Bowl.
Y el plato fuerte de la noche; Slash y el Africano se enfrentaron al Idolo Jr. y al Guapo Siniestro.  El cuadrilátero se tiño de rojo rápidamente, al estrellarle el Africano una plancha de concreto al Guapo Siniestro y este boto demasiada sangre, pero esto no fue un factor que le permitiera demostrar casta de luchador y verdaderas llaves aprendidas en México y Panamá.  Este  combate terminó en descalificación ya que Septiembre Negro intervino en el combate para agredir al Guapo Siniestro.  Los fanáticos quedaron satisfechos de la calidad de los combates  y esperando que estos eventos se repitan más a menudo.

Este evento compitió con los fanáticos del beisbol mayor y el futbol profesional que tenían actividad en la misma fecha y hora y ambas disciplinas fueron vencidas por la lucha libre ya que el gimnasio se llenó en un 90 % aproximadamente.  Inclusive periodistas deportivos especializados en futbol Gabriel Castillo, Antonín Aizpurua y el entrenador de la selección de futsala de Panamá Alex Del Rosario, dejaron de asistir a los partidos de la ANAPROF o LPF, para respaldar a la lucha libre profesional.

Recomiendo a los organizadores de eventos de lucha libre profesional, que se dejen de estar copiando los argumentos de la WWE ya que la lucha libre en Panamá tiene identidad y la calidad de sus combates son buenos y no tienen que estar dependiendo de argumentos e imitando a la WWE con personajes de gerentes y esas actuaciones para poder atraer fanáticos.  Aprendamos del pasado, del éxito de la época de oro de la lucha libre Panameña, en esos tiempos existía una identidad propia del deporte, lo único que se necesitaba es un micrófono para “rofear” a tu adversario y listo.  Este evento tuvo buen público que deseaba ver a los luchadores panameños en acción y en especial el retorno del Guapo Siniestro, no vinieron a ver imitaciones baratas de la WWE.

Artículos y fotos: “el birrioso”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *