COP propone a Panamá como sede de los Juegos CA y del Caribe de 2022. ¿Nos conviene?

Artículos y fotos por: Aquilino Pérez

“el birrioso”.

Con poco alarde y escasa divulgación, el Comité Olímpico de Panamá (COP) propondrá este viernes a Panamá como sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2022.

La información, que es mencionada en el sitio web del organismo en cuestión, toma por sorpresa al país por los nulos detalles en cuanto al monto para la ejecución de estos juegos. La reunión en la que se decidirá la sede se efectuará este viernes 3 de febrero Barranquilla Colombia.

A BirriaPanama.com le sorprende demasiado la poca divulgación, de un compromiso tan serio y costoso que endeudaría al país, sin que se informe a todos los panameños el costo aproximado de esta aventura con fondos públicos.  Hay que hacer análisis de costo beneficio para el país, para ver si es necesario hacer eso gasto que afectará a nuestra economía.

Cuando un país solicita la sede de un evento deportivo regional, Panamericano, Olímpico o mundial, se realiza para lograr estos tres propósitos como mínimo:

1-  Demostrar una supremacía en el medallero (tratar de alcanzar la mayoría de las medallas de oro, para demostrar la superioridad de los panameños).

2-  Lograr la construcción de nuevas instalaciones deportivas y de una villa olímpica, en el país organizador del evento.

3-  Elevar el nivel deportivo de los atletas locales y la participación masiva nuevos atletas para ir preparando una nueva generación de competidores con mejor nivel.

La idea de organizar estos juegos no es mala, pero debe planificarse con un mínimo de 10 años de antelación, para ir desarrollando los talentos deportivos que puedan pelear estar en el medallero.

En estos momentos Panamá no cuenta con una planeación científica y metodológica para la detección y seguimiento de talentos deportivos.  Lo que existe es una improvisación, rosca y nepotismo que impide el desarrollo deportivo en cada región del país.

Si lo que se piensa es elevar el nivel competitivo de nuestros atletas, se deberían entonces comenzar a capacitar entrenadores con objetivos específicos para estos juegos.  No tenemos lugares de entrenamientos adecuados, para preparar a nuestros atletas desde ya.

En estos momentos se contratan entrenadores de otras nacionalidades, sin presentar un resultado de cuantos atletas han detectado, desde la niñez o adolescencia y que seguimiento le han brindado y en qué logros deportivos a nivel internacional han logrado.

Panamá organizó de forma parcial, en el año 2010 los IX Juegos Centroamericanos y en los mismos no se edificó ni una sola infraestructura deportiva, que haya beneficiado al país, aunque sí se aprovechó para rehabilitar y mejorar algunas infraestructuras ya existentes.

Lastimosamente, de aquella aventura  nunca se divulgó con transparencia  la forma como se gastaron aquellos fondos del Estado.  Si lo mismo vuelve a ocurrir en estos improvisados juegos CA y del Caribe 2022 no habríamos ganado casi nada como país y flaco favor le estaríamos haciendo al deporte.

¿Cuánto nos costarán estos juegos a Panamá? ¿150, 200, 300, 400 ó 500 millones de dólares?  Esa respuesta no se ha divulgado en forma responsable al país.  En estos momentos, en la cual no existen medicinas para los panameños, carreteras asfaltadas, agua potable, incurrir en un gasto innecesario de la organización de unos Juegos C.A. y del Caribe, sin información detallada, de cómo se gastaran los dineros de estos juegos, es una forma irresponsable con muchos matices de falta de transparencia.  Falta de transparencia genera corrupción, señores.

El país acaba de protestar por el gasto innecesario de 35 millones de balboas en el parque Omar.  ¿Qué opinara el país de este nuevo gasto?

 

 

 

 

Author: birria

Share This Post On