Rommel Fernández, gran jugador, mejor persona. 27 años sin Rommel Fernández

Por: Adán De Gracia 

Son 27 años los que han pasado desde aquel fatídico 6 de mayo de 1993. Un día en el que el fútbol panameño perdió a uno de sus más grandes exponentes.

Hablar de Rommel Fernández es rememorar como cada lunes los panameños comprábamos los diarios de la época para leer las páginas deportivas y regocijarnos cuando encontrábamos alguna noticia destacando sus goles en el fútbol español, sobre todo con el CD Tenerife, el club de su amada ‘islita’.

Hoy, 27 años después de su desaparición física, conversamos con cinco exseleccionados nacionales quienes no solo conocieron a Rommel como futbolista sino, sobre todo, como persona fuera de las canchas.

Los cinco coinciden en que: “Rommel era mejor ser humano que futbolista”.

Julio y Jorge Dely Valdés, Víctor René Mendieta, Rubén Elías Guevara y José Alfredo Poyatos tuvieron a Rommel Fernández como compañero de selección, como amigo de infancia y hasta como rival en una cancha.

Humildad y nobleza
Destacan nuestros entrevistados que si algo hay que destacar de Rommel Fernández es su gran humildad.

“Recuerdo”, señala Poyatos, “un día me invitó para que lo acompañara porque le daría una sorpresa a su mamá, que en paz descanse, y ¿cuál era la sorpresa? pues una casa nueva.

En este sentido, Rubén Guevara, quien compartió con el llamado ‘Pánzer’ desde niño en las ligas organizadas por León ‘Cocoliso’ Tejada en la Plaza Amador, destaca que: “Fue una tremenda persona el cual siempre ayudaba al que podía”.

Julio Dely corrobora esto último al decir: “Fue una gran persona, una persona humilde quien siempre pensaba primero en los demás antes que en él mismo; eso lo definía… Rommel era mejor persona que futbolista y eso dice mucho”.

Gran ser humano
Para Jorge Dely, quien jugó dos partidos con Rommel Fernández en la selección, los dos de la eliminatoria hacia el mundial de Estados Unidos 1994, lo recuerda como un gran ser humano.

“Como futbolista todos los panameños y los que lo vieron y admiraron en España saben lo que era, pero puedo decirte que como persona era un ser humano maravilloso, todos lo recordamos así y de eso da fe que todavía palpita su corazón en todos los equipos donde jugó, sobre todo en Tenerife”, sostuvo Jorge.

Mendieta, quien al igual que Guevara jugó junto a Rommel en la Plaza Amador, complementa: “Era un muchacho muy educado, con valores y tanto esto como su don de gente lo llevaron muy lejos”.

Amigos y rivales
Tanto Jorge como Julio Dely comentaron que su amistad con Rommel nació en las canchas cuando eran apenas unos niños.

“Recuerdo un dato curioso que a lo mejor mucha gente no sabe”, señala Julio, “y es que, antes de ser delantero, cuando teníamos diez u once años, Rommel jugaba de defensa central”.

Tal cual. Jorge Dely añade que: “Recuerdo a Rommel desde pequeño porque cuando empezamos a patear nuestros primeros balones, él lo hacía para Panamá Metro, Julio y yo para Colón… en esa época se hacían campeonatos nacionales con selecciones provinciales y Rommel era central… luego pasó a ser delantero en una selección juvenil, a eso de los 15 o 16 años”.

Vivía el fútbol
Una característica que definía a Rommel Fernández, de acuerdo con sus ex compañeros de selección, es que se entregaba al cien por ciento y vivía el fútbol.

Rubén Guevara menciona: “Tuvimos la oportunidad de ser campeones del último nacional mayor que se jugó… esto fue en Puerto Armuelles… su meta era ser alguien grande en el fútbol y estoy seguro de que le dio grandes satisfacciones a Panamá con sus actuaciones en el fútbol español”.

El campeonato al cual se refiere Guevara lo definieron los oncenos de Panamá Metro y Veraguas.

En el equipo de Panamá Metro jugaron, entre otros, Fernando ‘Chichón’ Flores, Ricardo Buitrago, Víctor René Mendieta, José Alfredo Poyatos, Roberto Corbin, Rommel Fernández y Rubén Guevara, mientras que en Veraguas estuvieron algunos como Boris Ábrego, José Caballero (a quien le tocó la difícil tarea de marcar a Rommel y quien proporcionó estos datos), Luis De Gracia, Demóstenes Urenña y Adalberto Aparicio.

El partido terminó 6-0 a favor de Panamá Metro y Rommel anotó dos goles de cabeza en esa ocasión.

“Nos dio muchas alegrías y satisfacciones”, agrega Poyatos, “el solo hecho de saber que un compañero nuestro jugaba en la primera división de España era suficiente para nosotros”, concluye.

Víctor René Mendieta destaca la capacidad como futbolista de Rommel.

“Dada la capacidad que mostró desde joven, muchos equipos lo buscaban… equipos como Atlético Panamá, Alianza FC del profesor (Rubén) Cárdenas; el Maccabi un equipo de judíos de la época, en fin… con el tiempo se fue a España donde triunfó”, sostuvo Mendieta.

Se le extraña
Al final de la conversación, Mendieta, Poyatos, Guevara y los hermanos Dely Valdés coincidieron en un solo sentimiento, el cual podemos sintetizar así: “Rommel se nos fue muy temprano; partió por delante cuando tenía mucho que dar aún… Dios sabe por qué. Ojalá que su ejemplo siga latente y que los muchachos de ahora se vean reflejados en ese espejo. Se le extraña mucho, se le quiso y respetó mucho”.