December 19

PARAGUAY PASA A OCTAVOS, ITALIANOS PARA SU CASA

0  comments

Jueves 24 de junio.

PARAGUAY 0, NUEVA ZELANDA 0

Paraguay empató 0-0 con Nueva Zelanda y le alcanzó para avanzar a octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 como ganador del Grupo F. Los Kiwis, en cambio, se vuelven a casa a pesar de terminar invictos. El encuentro se disputó el jueves 24 de junio en el Estadio Peter Mokaba de la ciudad de Polokwane.

Ambos equipos saltaron al campo de juego con esquemas similares: dos líneas compactas para defender y tres delanteros para atacar. La diferencia radicó en la manera de llevar el balón hasta posiciones ofensivas: mientras los paraguayos apostaron más al toque y a la rotación, y eventualmente utilizaron los pelotazos cruzados como una mera alternativa, los neozelandeses buscaron constantemente balones largos para sus atacantes.

A medida que sus volantes y puntas aceitaron los mecanismos de rotación, Paraguay fue adueñándose de la posesión de balón, aunque sin profundidad. Entonces, apenas si inquietó a su rival dos disparos de media distancia de su lateral derecho Denis Caniza, uno de Nelson Haedo Valdez, el más parejo de los sudamericanos en la etapa inicial, y otro de Oscar Cardozo.

Nueva Zelanda, mientras tanto, siguió con su libreto de no perder el orden, y más allá de apostar alguna pelota detenida, sólo hizo trabajar a Justo Villar en un par de centros cerrados que el arquero controló sin mayores problemas. El 0-0 con el que se fueron al descanso era un buen resumen del primer tiempo.

Sin goles pero con algunas emociones
Los Kiwis, no obstante, contaron con la primera gran oportunidad del complemento, cuando Simon Elliot recogió un rechazo corto de un defensor paraguayo a la entrada del área sobre la izquierda y elevó por poco su remate.

Sin embargo, esa jugada en el minuto 49’ pareció sacada de contexto, ya que rápidamente Paraguay retomó las riendas del desarrollo, aunque siguió sin encontrar los caminos hacia Mark Paston. Recién a los 62’ puso a prueba seriamente al arquero, que evitó la caída de su valla ante un remate desde corta distancia de Cristian Riveros a la salida de un córner.

Ambos entrenadores buscaron respuestas en la banca enrocando delanteros: Gerardo Martino puso a Edgar Benítez y Lucas Barrios por Cardozo y Haedo Valdez; Ricky Herbert a Chris Wood por  Rory Fallon. Los cambios despertaron a Paraguay, que presionó e hizo figura a Paston, quien le ahogó festejos a Benítez, a Barrios y a Roque Santa Cruz.

Si bien Nueva Zelanda quemó sus naves sobre el final, jamás inquietó realmente a Paraguay, que redondeó muy buena primera fase y espera ahora el desenlace del Grupo E para saber quien será su rival en el próximo martes 29 en Tshwane/Pretoria.

ESLOVAQUIA 3, ITALIA 0

Eslovaquia hizo historia al derrotar a Italia por 3-2 en el estadio Moses Mabhida de Durban el 24 de junio. Con este triunfo, los eslovacos eliminaron a los vigentes campeones del mundo de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 y clasificaron, en su primera participación en el torneo, a los octavos de final como segundos del Grupo F.

Marcello Lippi sabía lo que se jugaba, por lo que alineó de entrada a tres atacantes (Simone Pepe, Antonio di Natale y Vincenzo Iaquinta) y al todoterreno del centro del campo, Gennaro Gattuso. Eslovaquia también se sumó al juego ofensivo, aunque algo más fiel al esquema de los anteriores partidos.

Si bien los italianos se mostraron más sólidos desde el principio, Eslovaquia dispuso también de buenas oportunidades para inaugurar el marcador. Tras varias tentativas por mediación del goleador de la Serie A italiana, Di Natale y de su compañero en la punta, Iaquinta, llegó el gol de los centroeuropeos.

Era el minuto 25. Un error en el pase de Daniele De Rossi fue interceptado por Juraj Kucka, que asistió a Robert Vittek. El delantero eslovaco colocó el balón raso y pegado al palo, lejos, aunque por poco, del alcance de Federico Marchetti (1-0, 25’).

A la Azzurra le costó recuperarse del mazazo, y tardó más de 15 minutos en atacar con seriedad la meta defendida por Jan Mucha. Al filo del descanso, una volea desde fuera del área de Kucka a punto estuvo de ampliar la diferencia.

Con toda la artillería
Lippi no tardó en tomar decisiones drásticas. Tras el descanso, Christian Maggio y Fabio Quagliarella, compañeros en el Nápoles del capitán rival, Marel Hamsik, saltaron al campo, con lo que Italia quedaba con tres delanteros y un mediapunta. Con la entrada de Andrea Pirlo en el 55, gli Azzurri iban a por todas.

Di Natale, en el 62, sería el primero en poner en apuros a Mucha. Cinco minutos después, Quagliarella disparó a puerta vacía, pero Skrtel repelió el balón sobre la línea.

Eslovaquia volvió a avisar con una contraca en el 69, el Miroslav Stoch. Pero la bola iría dentro poco después, cuando Hamsik cedió por bajo para que Vittek, otra vez más, batiera a Marchetti (2-0, 73’). La campeona defensora, no obstante, no había dicho la última palabra. Di Natale aprovechó un rechace del meta eslovaco tras una buena combinación entre Iaquinta y Quagliarella (2-1, 81’).

Kamil Kopunek añadiría la puntilla de Italia en el 89, con un gol de vaselina tras un saque de banda (3-1, 89'). La honra de los de Lippi la salvó, aunque sólo en parte, Quagliarella, con un gol por la escuadra (3-2, 92').

De este modo, Eslovaquia obtiene el pase a octavos y espera rival, el primero del Grupo E, aún por decidir. Italia, por su parte, vuelve a casa sin haber logrado una sola victoria en la Copa Mundial de la FIFA 2010.

JAPÓN 3, DINAMARCA 1

Japón se aseguró la segunda posición del Grupo E tras derrotar a Dinamarca por 1-3 en el partido disputado en el Royal Bafokeng de Rustenburgo el 24 de junio. Los hombres de Takeshi Okada se enfrentarán a Paraguay en los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010.

Dinamarca era quien necesitaba la victoria para hacerse con el segundo lugar del Grupo E, y sin embargo, el equipo que arrancó con más vocación de ataque fue Japón. La primera muestra fue una jugada de Makoto Hasebe que recibió un buen pase interior pero perdió el remate por centímetros. Dennis Rommedahl, uno de los jugadores más peligrosos de Dinamarca en este torneo, dio la réplica con un disparo cruzado que salió cerquita del poste.

Japón se adelantó pronto con un tiro libre que Keisuke Honda coló por el palo de portero que casi llega a rozar el esférico con la punta de los dedos (0-1, 17’). Jon Dahl Tomasson se perdió el empate cinco minutos después al no llegar por bien poco a rematar el balón bombeado al área nipona por Christian Poulsen.

La selección asiática apenas se inquietaba en las aproximaciones danesas. Controlaba el ritmo del partido y hasta se permitió aumentar la distancia en otro tiro libre que esta vez remató Yashuito Endo (2-0, 30’).

Kawashima se hace fuerte
Poulsen y Rommendahl trataron de reducir las diferencias pero el portero japonés no concedio tregua. Yuhichi Komano, rozando el larguero, y otra vez Endo, con un disparo lejano, todavía tuvieron tiempo de comprometer la meta danesa antes del descanso.

Tras el intervalo, a Dinamarca no le quedó otra que salir a por todas así que fue Eiji Kawashima, el portero japonés, el que más trabajo tuvo. Pero estuvo muy atento para atajar las entradas de Poulsen y algún tiro libre de Daniel Agger. Se salvó en un tiro al larguero de Soren Larsen, y hasta detuvo el penal ejecutado por Tomasson pero no llegó a tapar cuando el danés recuperó el rechace (2-1, 81’). Así el delantero del Feyenoord se convertía en el máximo anotador de Dinamarca en Copas Mundiales, con 5 dianas.

Pero Japón no estaba dispuesto a pasar apuros en la recta final y en un contragolpe sentenció con la diana de Shinji Okazaki (3-1, 87’) que establecía la mayor goleada de la selección nipona en Copa Mundial.

Además, con la clasificación para octavos Japón iguala su mejor actuación en el torneo, que fue en la edición de Corea/Japón 2002.

PAISES BAJOS 2, CAMERÚN 1

Con la esperada vuelta de Arjen Robben, Países Bajos derrotó 2-1 a Camerún y se adjudicó el Grupo E de la Copa Mundial de la FIFA, en el partido disputado el 24 de junio en Ciudad del Cabo. Los europeos dominaron en la etapa inicial, pero en la segunda los Leones Indomables, que ya estaban eliminados, habían emparejado las acciones y logrado la igualdad. El aporte del astro del Bayern Múnich definió sobre el final un pleito que tenía destino de empate.

El encuentro comenzó equilibrado y de manera intensa, pero fue Camerún quien tuvo la primera aproximación, cuando Aurelien Chedjou disparó mordido para que el arquero Maarten Stekelenburg dominara sin mayores problemas. Contestó enseguida Países Bajos con una jugada rápida que Robin Van Persie concluyó con un remate al medio del arco, que atajó Hamidou Souleymanou.

Ambos equipos mostraron movilidad y buen trato de balón aunque las ocasiones claras tardaron en llegar. Y fue la Oranje la que tuvo las posibilidades de mayor riesgo. Primero, con un tiro libre de Rafael Van der Vaart que embolsó el portero y luego en una acción veloz de Dirk Kuyt, quien quedó cara a cara y ejecutó un derechazo que salió cerca del poste derecho.

Cuando el encuentro se estancaba fue Países Bajos el que sacudió la red. En una sincronizada combinación entre Van Persie y Wesley Sneijder, el delantero del Arsenal inglés definió cruzado entre las piernas de Souleymanou (0-1, 36’). El equipo europeo se llevaba la diferencia que merecía por lo exhibido en la primera parte.

El cambio justo
El complemento mostró a los Leones Indomables con la decisión de ir en busca de la igualdad. Países Bajos tuvo la primera posibilidad de aumentar la ventaja en una corrida de Van Persie que concluyó con un disparo a las manos del guardavallas.

Los cameruneses no se resignaban a caer de nuevo y se acercaron cada vez más. A los 62 minutos, una buena habilitación dejó a Jean Makoun mano a mano con Stekelenburg, quien desvió el remate. Y de tanto ir, los africanos llegaron a la igualdad: Samuel Eto’o, de penal, empató con un tiro al palo derecho (1-1, 65’).

El técnico neerlandés hizo entrar a Robben para darle minutos en cancha, de cara a lo que se viene para la Oranje. La estrella mostró su intacta calidad y definió el partido en una jugada con su sello: en rápido contraataque, remató de afuera del área, la pelota se estrelló en el poste derecho de Souleymanou y le quedó servida a Klaas Jan Huntelaar, que la empujó al fondo de la red (1-2, 83’).

Países Bajos celebró una merecida victoria y los africanos se fueron del certamen perdiendo los 3 partidos de grupo por primera vez en su historia.

Por los octavos de final, Países Bajos enfrentará a Eslovaquia, segundo del Grupo D, el 28 de junio a las 16:00 en Durban.

Artículos y fotos: tomados de FIFA.com


Tags


You may also like

Coclé se corona en el juvenil de béisbol 2021

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!