Marcel y Amaya se reecuentran con Shibata

5 de octubre de 2006

La historia del boxeo panameño tiene capítulos importantes y memorables.
Dos simbólicos boxeadores del pugilismo panameño, Ernesto "Ñato" Marcel y Antonio "Buchi" Amaya, protagonizaron memorables peleas con un rival en común, el japonés Kuniaki Shibata.
Treinta y cinco años después Shibata, con la nobleza de la  sangre japonesa decidió recordar junto Amaya y Marcel aquella peleas, que en su momento los hicieron rivales, pero hoy buenos amigos.
Un restaurante en el mismo del centro bancario del país, Shibata degusta un salmón, mientras Marcel y Amaya otros mariscos. Hay pausas largas entre bocado, debido a las sonrisas, los recuerdos y las anécdotas.
El 11 de noviembre de 1971, el colonense "Ñato" Marcel viajó a Matsuyama, Japón, con el fin de coronarse como el títular pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), luego de 15 rondas se decretó un empate y Shibata siguió reinando.
Marcel decide buscar el fajín la Asociación Mundialde Boxeo (AMB), el cual defendió con éxito hasta su retiro.
El 27 de junio de 1974, casi tres años después de Marcel, el también colonense "Buchi" Amaya intentó despojar a Shibata, esta vez en los súper pluma del CMB en Tokio.
Luego de 15 asaltos una decisión mayoritaria le dio el triunfo al japonés.
Era el tercer intentó fallido de Amaya, quien luego de esto fue bautizado como el "campeón sin corona" porque para muchos en las tres peleas de título mundial que disputó, él fue el legítimo ganador.
Hoy en día Shibata es promotor de boxeo y estudia la posibilidad de hacer boxeo en Panamá, debido al auge del boxeo local y motivado por aquellos duras peleas con estos gladiadores panameños.

Por: Omar De La Cruz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *