Actualizando el pasado

Recto de derecha y remate con volado de izquierda, el castigo intenso era repetido. Van dos minutos del décimo asalto, cuando Francisco Arroyo deja la esquina para ingresar y detener el combate. El Centro de Convenciones Figali queda mudo.
 
Esa noche del 5 de agosto Panamá perdió un campeón del mundo, aunque Vicente "El Loco"  Mosquera defendió su corona de forma honorable ante el venezolano Edwin Valero, no fue suficiente para frenar los demoledores puños de pólvora.
 
Aquella frustración generó una avalancha de críticas y especulaciones en torno a la preparación de "El Loco", pero también abrió una interrogante más grande: ¿Están capacitados los entrenadores panameños para asumir grandes retos en el boxeo moderno?
 
Sobre los entrenadores de la cuadra Los Rockeros hay puntos que la afición considera como desacierto, aún así la cuadra que dirige Francisco Arroyo, acompañado de Celso Chávez, Héctor Rangel y María "Toto" Murillo sigue casi normal, tratando de dejar atrás los problemas de peso que le impidieron pelear el título mundial a Guillermo Jones, quien estuvo cerca de la muerte y las desconcentraciones de Mosquera.
 
El debate es grande y Panamá América busco las opiniones de respetadas personalidades del boxeo nacional e internacional sobre la calidad de los entrenadores panameños y algunos detalles más sobre los conocimientos y preparación que debe tener un entrenador en la actualidad.
 
El reglamento                                                                                                                                                                                    El más reciente reglamento de boxeo profesional que rige las Comisiones de Boxeo de la República de Panamá, vigente desde el 1 de abril del año pasado tiene el Capítulo IX dedicado a reglamentar a los entrenadores y auxiliares, el cual esta compuesto de nueve artículos.
 
El artículo 103, el primero del mencionado capítulo, define a un entrenador con "todas aquellas personas encargadas de la preparación física, técnicas y anímicas del boxeador".
 
Ese artículo también establece como requisitos para ser entrenador los siguientes: ser mayor de edad, haber aprobado el noveno grado de escolaridad, aprobar prueba de salud física que incluye examen psicológico y aprobar el seminario sobre materia que dicte la comisión de boxeo.
 
Para Miguel Prado, presidente de la Comisión de Boxeo de Panamá (COMIBOX), también es importante que el entrenador tenga una trayectoria reconocida en el boxeo y que sea una persona en constante actualización.
 
Prado dijo que la COMIBOX tiene registrado un total de 24 entrenadores con licencia.
 
Según el presidente de COMIBOX para el próximo año se aplicará un control más exigente, los cuales incluyen cursos obligatorios para los entrenadores, que tendrán que asistir para recibir la renovación de la licencia, la cual tiene una duración de un año.
 
Prado asegura que un buen entrenador es aquel que se actualiza y se capacita para preparar a un púgil en el plano físico y psicológico.
 
"Hay elemento importantes dentro del boxeo actual, hay que saber que no depende solo de la habilidad", expresó Prado.
 
El también representante de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) aseguró que Panamá esta tomando mucho fuerza como sede de grandes peleas en Latinoamérica, por lo tanto entrenadores y boxeadores deben mejorar para mantener el buen nombre del país en el mundo boxístico.
 

Mucho que aprender                                                                                                                                                                   Para legendario entrenador Pedro "Pellín" Ávila todos los días se aprende algo nuevo en el boxeo.
 
"A mi edad y recorrido tengo que reconocer que todavía hay muchas cosas que aprender", manifestó "Pellín", quien recuerde que en sus múltiples salidas fuera del país se metía a gimnasios de boxeo y con un cuaderno escribía las formas de entrenamiento que le llamaban la atención.
 
"Hay que aprender de los nuevos y viejos entrenadores, eso hago yo, cuando no sé algo simplemente pregunto", dijo el también presidente de la Afiliación de Entrenadores de Panamá.
 
"Ser entrenador es como ser cualquier cosa en la vida, hay que prepararse bien para ella, hay que estudiarle, hay que vivirla y hay que enamorarse de lo que se hace", expresó "Pellín".
 
Ávila, quien llevó a una decena de boxeadores a ser campeones del mundo, incluyendo a Roberto "La Araña" Vásquez, reconoció que en Panamá hay entrenadores que no saben de boxeo y que se llenan de nervios cuando se trata de peleas importantes.
 
"Para entrenar y dirigir un boxeador hay que tener carácter, sino todo se saldrá de control", agregó el entrenador.
 
 
 
Esmerarse
El campeón eterno, Ernesto "El Ñato" Marcel, manifestó que debe haber más esmero por parte de los entrenadores.
 
"No quiero hacer una crítica fuerte pero los entrenadores deben esmerarse más", indicó "El Ñato".
 
Marcel considera que la circunstancia de entrenamiento, en que panameños con él, lograron ser campeones mundiales es muy diferente a la actual.
 
"Antes había un gobierno revolucionario que nos apoyaba, ahora ya no", expresó Marcel, quien recuerda aquellas concentraciones realizadas en Fuerte Cimarrón.
 
Marcel, quien se retiro siendo campeón pluma de Asociación Mundial de Boxeo (AMB) expresó que el balance para los entrenadores panameños es más positivo que negativo.
 
 
Alejados
La medicina aplicada al deporte es un de los requisitos que no debe faltar dentro de los planes de entrenamiento de un atleta moderno.
 
Sin embargo, para el médico Andrés Corbillón, de la COMIBOX, los entrenadores panameños están totalmente alejados de la medicina en su etapa de entrenamientos.
 
Corbillón también agregó que nuestro país no cuenta con los equipos más adecuados para realizar pruebas que ayuden a saber el estado de salud real de los boxeadores y mucho menos para contribuir al mejoramiento deportivo.
 
"Es cierto que es casi nula la presencia de la medicina en los planes de trabajo, pero también si vienen a pedirnos ayuda no estamos preparados con equipo para hacer, por ejemplo, una prueba para saber la capacidad respiratoria de un atleta", expresó el galeno.
 
Corbillón manifestó que el entrenamiento moderno es más que un proceso físico y que deben incluirse un trabajo psicológico y medicinal.
 
Según el especialista, un boxeador mejora su entrenamiento cuando logra clasificarse entre los 15 mejores de un organismo mundial.
 
"Chemito" Moreno es un ejemplo, se clasificó y ahora su apoderado invirtió en un plan de entrenamiento más estructurado, donde se destaca el trabajo de pesas", explicó Corbillón.
 
El doctor también considera que existe una etapa previa al entrenamiento, la cual parte desde los hábitos alimenticios.
 
Corbillón dejó claro que los boxeadores mejor entrenados son aquellos que cuentan con manejadores con dinero.
 
 
 
Mal orgullo

"Se están quedando desfasados y es por culpa de su propio orgullo", así describió el manejador de "La Araña", Carlos González, la actual situación de los entrenadores panameños.
 
"No quieren entender que el boxeo cambia y que no podemos seguir trabajando con métodos de la década de 1940", indicó González, quien en los últimos meses muestra un interés real en que su pupilo cambie de entrenador, dejando conocer algunos nombres de posibles candidatos como: Freddie Roach, preparador de Manny Pacquiao, el panameño Héctor Roca y Jorge Zerpa, entrenador de Edwin Valero.
 
"Hay nuevos métodos de preparación física, técnicas de curación de heridas y mejoras en los suplementos vitamínicos que deben empezar a aprender", aseguró el manejador, quien agregó le toca presenciar como los entrenadores panameños se resisten a participar en seminarios sobre la materia.
 
 
 
Diferencias
En el folclor boxístico panameño, es común ver a entrenadores de boxeo profesional, preparando a púgiles de la rama aficionada.
 
Para el cubano Lucio Ramos, ligado al boxeo amateur por espacio de 28 años, existen diferencias a la hora de entrenar un púgil profesional de un boxeador aficionada.
 
"En los amateurs es importante la intensidad, la técnica y la táctica, mientras que en los profesionales hay que enfatizar en el tiempo y el volumen de trabajo", explicó.
 
Ramos, quien está en Panamá para trabajar  con boxeadores amateurs, destacó que aprende de cada país que visita y que en el caso del nuestro, se lleva la forma de calentamiento, la cual considera como muy buena.
 
El cubano dejó saber que nota en los boxeadores panameños deficiencias técnicas y tácticas a la hora de combatir.
 
"La táctica es vital en el boxeo y en Panamá hay problemas con eso aspecto", expresó el caribeño.
 
Ramos informa que en Cuba no hay entrenadores de boxeo empíricos y que se necesita por lo menos un título de licenciado en Educación Física, para poder asumir un cargo de este tipo, ya que siempre hay que saber hacer de forma científica, una planificación metódica.  
 
 
 
Disciplina
La disciplina es vital en la preparación de un boxeador y debe ser también su norte, expresó el afamado entrenador panameño Héctor Roca.
 
"Hay que tener temple para entrenar y dirigir una esquina, si tratas a un boxeador como niño y lo mimas, nunca te va rendir como quieres", aseguró Roca, quien en su galería personal suma más de 20 campeones mundiales entrenados.
 
Roca aseguró que nunca se deja de aprender sobre como entrenar. "Hoy existen nuevos avances en la medicina, mejores técnicas para sanar heridas y programas de trabajo más elaborados", agregó.
 
El entrenador, considerado personalidad del boxeo moderno y uno de los 10 mejores entrenadores del planeta, confesó que antes de iniciar el plan de entrenamiento con algún pupilo, lo envía a realizarse un examen cardíaco.
 
"Independientemente de lo que piensen, soy lo que soy porque aprendí boxeo en Panamá, donde se pelea lindo, con estilo, no a palos como el boxeo estadounidense", expresó Roca.
 
 
 
Complejo
El mundo del entrenamiento de boxeadores es más complejo de los que muchos piensan y tiene una serie de condiciones y especificaciones dependiendo de las características dentro y fuera del combate, explicó el entrenador cubano americano   Ramón Quesada, del RQ Boxing Institute, con sede en Miami, Florida.
 
Quesada expuso que en el boxeo moderno intervienen tres especialistas: el entrenador técnico, el preparador físico y  vendador de manos.
 
Las especificaciones de entrenamiento pueden ir desde técnicas del boxeo para menores de 18 años, pasando por los fundamentos fisiológicos y el entrenamiento con pesas en el boxeo moderno hasta la preparación del boxeador profesional durante el periodo pre-pelea.
 
 
 
En conclusión…
El boxeo, como parte de este planeta llamado Tierra, gira, cambia y sigue girando.
 
En el Siglo XXI  el conocimiento tiene un promedio de cambio de 14 meses y las verdades de hoy, pueden convertirse en las grandes mentiras de mañana.
 
Es importante modernizarse, sin dejar los sabios consejos de una vieja escuela que hizo historia.
 
Según los grandes filósofos, la verdad es un bien prohibido para el hombre, por eso lo busca tanto.
 
Hoy los entrenadores panameños se enfrentan a una verdad, no quedarse atrás y mucho menos permitir que la imagen de un país con gran tradición en este deporte, sufra las consecuencias de un mal manejado orgullo.
 
La historia inició con la cuadra Los Rockeros, que ya se abocó a los cambios. La semana pasada su propietario Rogelio Espiño, contrató los servicios del preparador físico cubano, Ismael Ortega.
 
Bajo el sol de mediodía, en la Plaza Herrera de San Felipe, "El Loco" Mosquera corre convencido que la corona volverá a su cintura, el cubano Herrera le grita que ponga más intensidad, lo sigue Renán "Ban Ban" Acosta, quien tiene un sueño mundialista en Indonesia, atrás siguen los demás Rockeros, tratando de formar parte de un inevitable proceso de cambio.
 
 
Artículo por: Omar De La Cruz
Periodista de el Panamá América
Cortesía para Birriapanama.com

Fotos: "el birrioso"

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *