GHANA 1, AUSTRALIA 1

Sábado 19 de junio.

GHANA 1, AUSTRALA 1

Ghana quedó como líder del Grupo D al igualar 1-1 con Australia en el segundo partido de ambos, disputado en Rustenburgo el 19 de junio. El encuentro fue luchado y entretenido y en la última mitad del complemento cualquiera pudo haberse alzado con la victoria.

El partido comenzó con ambas selecciones jugando con cierta timidez y algunas fricciones. Ghana pareció más decidido pero desordenado y sin profundidad. De todas maneras, cuando ninguno se había acercado al arco, fue Australia la que gritó primero. Brett Holman la mandó al fondo de la red luego de que el arquero ghanés diera un rebote en un tiro libre de Marco Bresciano (1-0, 11’).

La apertura del marcador movilizó a los africanos, que salieron con ímpetu a buscar la igualdad. Con llamativa paciencia, Ghana fue acorralando a los Socceroos hasta que inclinó la cancha a su favor.

A los 27 minutos, Ibrahim Ayew dejó a dos oponentes a un lado en pleno área y lanzó un centro que remató Jonathan Mensah hacia el gol pero la pelota dio en el brazo de Harry Kewell. Penal y expulsión (la 150ª en la historia de la Copa Mundial) para el 10 australiano. La pena máxima estuvo a cargo de Asamoah Gyan, que tiró al palo izquierdo del portero Mark Schwarzer (1-1, 28’).

Con un jugador menos, los de Oceanía se recluyeron en su terreno, los ghaneses manejaron el encuentro casi a voluntad y hasta pudieron dar vuelta el resultado. Kevin Prince Boateng tuvo el gol en sus pies a los 43 minutos, pero su definición fue desviada con esfuerzo por el guardavallas australiano.

En los dos arcos
Ghana salió como una aplanadora para llevarse el encuentro y pasar a liderar con holgura el Grupo D. Con remates de media distancia y apelando a la peligrosidad de Gyan, los africanos dispusieron de la pelota y del terreno para desnivelar.

Pero los australianos supieron aguantar y, a sabiendas de que el punto poco les servía para continuar en la competición, se animaron a salir. El mensaje fue enviado desde el banco, con los ingresos de Scott Chipperfield y Joshua Kennedy. El partido adquirió ribetes emocionantes y dio la sensación de que cualquiera podía ganarlo.

Los Socceroos dispusieron de la acción más clara para pasar al frente. A los 71 minutos, Luke Wilkshire entró solo al área y remató al cuerpo del arquero Richard Kingson, quien sacó el balón hacia el medio y en el rebote Kennedy remató mordido.

Sobre el final, Jonathan Mensah cabeceó un centro pasado y el esférico salió por el costado del arco. Scwharzer se lució ya en tiempo adicionado al rechazar un disparo de Andre Ayew.

Con este empate, Ghana lidera con 4 puntos y Australia se hundió en el fondo de la zona con una unidad. En la última fecha de la primera fase, los africanos enfrentarán a Alemania en el Soccer City de Johannesburgo a las 15:30 y Australia cotejará con Australia en Nespruit, en mismo día y horario.

PAISES BAJOS 1, JAPON 0

Un gol de Wesley Sneijder resolvió el segundo partido de Países Bajos en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. Por la mínima, la Oranje derrotó a Japón en el estadio de Durban el 19 de junio para hacerse en solitario con el liderato del Grupo E.

Después de unos primeros 45 minutos sin demasiadas ocasiones de gol, apenas un intento de chilena de Dirk Kuyt, algunos remates desde lejos de Rafael Van der Vaart, y un par de cabeceos desviados de los japoneses, la segunda mitad arrancó con el mismo ritmo de toques en centro y pocos disparos.

Pero llegó Sneijder para romper la baraja. En pleno asedio al área nipona, Robie Van Persie vio llegar desde atrás, libre de marca, a su compañero y no dudó en cederle el balón para que el centrocampista del Inter de Milán de un derechazo doblase las manos del portero japonés (1-0, 53’).

Los hombres de Takeshi Okada trataron con dificultades de merodear el área holandesa pero apenas inquietaron al guardameta. Ni tan siquiera con la entrada de Shunsuke Nakamura, con la que el entrenador buscaba un poco más de profundidad en ataque, lograron perturbar a la Oranje.

Con el partido bajo control, el técnico Bert Van Marwijk pudo dar descanso a Arjen Robben que por primera vez en esta Copa Mundial se sentaba en el banquillo naranja, luego de recuperarse a tiempo de una lesión muscular en el muslo izquierdo.

En su primera intervención tras saltar al campo en lugar del goleador, Ibrahim Affelay pudo sentenciar el encuentro en un mano a mano con Eiji Kawashima, pero el portero ganó el duelo. A dos minutos para el final, de nuevo el arquero frustraría in extremis un remate al arco del jugador del PSV Eindhoven.

En el último minuto se salvó Holanda, ya que Shinji Okazaki envió por centímetros por encima del larguero un rapidísimo contragolpe que contó tan sólo tres toques para llegar al arco rival.

Países Bajos cerrará su pasó por el Grupo E el 24 ante Camerún en el estadio Green Point de Ciudad el Cabo, mientras que Japón peleará en Rustenburgo ese mismo día ante Dinamarca.

DINAMARCA 2, CAMERUN 1

Dinamarca logró remontar un gol inicial de Samuel Eto’o para terminar imponiéndose a Camerún por 1-2 en el partido disputado en el estadio Loftus Versfeld de Tshwane/Pretoria. Con la derrota, los Leones Indomables quedaron matemáticamente eliminados de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 y aseguraronn la presencia en octavos de Países Bajos, actuales líderes del Grupo E.

Después de perder en su debut en la competición, ninguna de las dos selecciones se podía permitir un nuevo traspié en esta segunda jornada. Así que salieron a por todas y el partido resultó de lo más dinámico. Camerún no perdonó el primer error de la defensa danesa y Eto’o clavó el primer gol con un disparo seco y raso que celebró con rabia (1-0, 10’).

Fue un mazazo para la escuadra europea que siguió aturdida durante unos minutos, que a punto estuvo de aprovechar Emana para ampliar distancias. Pero Dinamarca logró recomponerse de a poco y entró de nuevo al juego, dando su primer aviso serio a los 20 minutos en una llegada de Jon Dahl Tomasson que Hamidou Souleymanou atajó a sus pies.

La defensa adelantada del equipo africano dejaba muchos huecos que los europeos empezaron a aprovechar con veloces contraataques. Así llegó el empate: un pase largo para Dennis Rommedahl que centra desde la derecha para que Niklas Bendtner equilibrase el marcador (1-1, 33’).

Las ocasiones se sucedieron en los últimos cinco minutos del primer tiempo. Camerún logró achicar un remate de Tomasson tras otra excelente asistencia de Rommedahl, y luego llegaron los apuros de la zaga danesa que vio como Eto’o estrellaba un balón en el palo y Emana remataba al cuerpo del portero.

Tras el descanso, Webó falló por dos veces en la definición, y en la réplica, Dinamarca no perdonó. Rommedahl, en jugada personal por la banda derecha, alcanzó el área y culminó con un disparo cruzado (1-2, 61’).

Souleymanou salvó el tercero danés, otra vez a los pies de Tomasson. A los hombres de Paul Le Guen ya no les quedaba más remedio que aumentar el ritmo, ya que sólo puntuando se mantenía vivo en la competición. Así que se volcaron totalmente al ataque. Sorensen respondió sacando una mano para detener un disparo mortífero de Emana, y Poulsen arriesgó la cara al desviar un durísimo ramate de Vicent Aboubakar. Pero la suerte no estuvo de cara para los africanos que se convirtieron en el primer equipo eliminado de Sudáfrica 2010.

Camerún se despedirá de la competición en Ciudad del Cabo el 24 de junio ante Países Bajos, mientras que Dinamarca y Japón disputarán el segundo boleto del grupo ese mismo día en Rusteburgo.
 

Artículos y fotos: Tomados de FIFA.COM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *