CARLOS CHAVEZ: EL 1ER. ORO PANAMERICANO PARA PANAMÁ EN 1955

 Artículos por: “el birrioso”.

¿QUIÉN ES CARLOS CHÁVEZ?

Panamá, un pequeño país que rinde culto al olvido de sus glorias deportivas y culturales, sin embargo, muchos panameños, conocen a fondo las biografías de deportistas de otras nacionalidades, como Mike Tyson ó Michael Jordan, por citar unos cuantos ejemplos.

Con esta reflexión, hoy nos preguntamos ¿QUIÉN ES CARLOS CHÁVEZ GORDÓN?

Carlos Chávez nace un 4 de noviembre de 1928, en Penonomé, Prov. De Coclé, en el seno de una familia conformada por sus padres Francisco Chávez, Eladia Gordón y 5 hermanos.  Sus padres se dedicaban a la agricultura en Penonomé. Carlos Chávez quedó huérfano a la edad de 11 años y tuvo una situación económica muy dura.  Miembros de la familia por parte del padre se lo llevaron a vivir en la ciudad de Panamá, específicamente en una vivienda de madera en la calle Carlos A. Mendoza, del populoso barrio de Santa Ana.

Carlos Chávez, llegó al deporte de levantamiento de pesas en el año de 1939, a la edad de 11 años, invitado por un amigo de nombre Domingo Gallardo y en ese momento que observaban las prácticas en el estadio Juan Demóstenes Arosemena, conoció al deportista de las pesas Chacón Plata, quién lo invito a este deporte y luego estrecharon un fuerte lazo de amistad entre ambos.
Chacón Plata se convirtió en su entrenador, e inclusive Carlos Chávez lo consideraba como un padre.
Carlos Chávez se ganaba la vida como chapistero, carpintero, agente de seguridad y trabajaba en turnos rotativos. En alguna ocasión, Chávez nos comentó personalmente, que como buen “birrioso” panameño, también practicaba mucho el boxeo y béisbol.

Fué campeón nacional de levantamiento de pesas, en el año 1942, a la edad de 14 años. Posteriormente representa a Panamá en los XV Juegos olímpicos de Helsinki en el año de 1952, a la edad de 24 años.  Lo curioso es que para poder participar, sus amistades y familiares realizaron una colecta para recaudar la suma de B/.980.00, que en aquel momento costaba el pasaje aéreo. Viajó sin viáticos, solo con unos pequeños ahorros personales.

Sobre el uniforme de competencia, el mismo atleta pago sus uniformes que eran confeccionados por una escuela vocacional “La Santa Familia”, que estaba ubicada por el área de calle 12 en aquel tiempo. Sobre las vitaminas y nutrición, Chávez nos comentó que se pagaba las vitaminas y que solamente tomaba complejo B y tiamina, además se alimentaba con pescado, poca carne roja, gallina, poco arroz, bastantes vegetales, zanahorias, frutas en especial la naranja y el guineo.

Chávez nos comenta: “yo me sentía con mucha emoción, en esos juegos olímpicos, debido a que lo poco que hice, demostré que en
Panamá había fibra de campeones y me siento muy orgulloso de eso.”

Viaja a las olimpiadas completamente solo, sin entrenador, sin delegado, sin médico, absolutamente solo, de esta manera Carlos Chávez se convierte en el tercer llanero solitario en nuestra historia deportiva. No obtuvo medalla en esos juegos, pero aquella experiencia se convirtió en una mayor inspiración para continuar en este rudo y sacrificado deporte.

Dos años más tarde, obtiene la medalla de oro en los VII Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1954, en México, lo que le da el derecho de participar en los II Juegos Panamericanos de 1955, que se realizaron en México. Allí obtiene la primera medalla de oro en Juegos Panamericanos para Panamá, en el deporte de levantamiento de pesas, con un gran total de 332.2 kilos, en segundo lugar quedó el Filipino nacionalizado estadounidense YAZ KUZUHARA, con un
total de 320.0 kg. y con la medalla de bronce se alzó el mexicano E. Álvarez con un total de 292.5 kg. Tenemos que señalar que Chávez fue campeón Panamericano en todas las modalidades arranque, empuje de fuerza (press) y envión. En esa época no estaban divididas las premiaciones en arranque, ni envión, ni total como en estos tiempos modernos.  En 1955 solo se premiaba una medalla por la sumatoria del mejor total de las tres modalidades antes mencionadas.
En 1959, Chávez repite el oro en los VIII Juegos C.A. y del Caribe, en Caracas, Venezuela, en la división de 60 kilogramos.

Carlos nunca recibió apoyo ni gubernamental ni de la empresa privada, ya que el solo hecho de recibir alguna donación, haría que lo dejaran de considerar como un deportista aficionado y no representaría a Panamá, ya que sería un atleta profesional, de haber recibido algún dinero o regalo en especie. Con esta norma arcaica y perjudicial para los atletas, Carlos Chávez jamás recibió un centavo por practicar el deporte de sus amores y por dejar muy, pero muy en alto el nombre de Panamá. Nunca recibió ningún tipo de incentivo como el de una vivienda o becas.

Si Carlos Chávez hubiese traído una medalla de oro en estos tiempos modernos, los oportunistas políticos harían lo imposible para tomarse una foto con él y lo condecorarían. Pero cuando el deportista se deprecia, rápidamente estos funcionarios son los primeros en olvidarse del atleta.

Por una seria enfermedad, nuestro primer campeón Panamericano, entrega su vida al creador el 2 de junio del 2006 a la edad de 78 años, dejándonos un legado de verdadero sacrificio desinteresado por el país y como el mismo nos decía en una entrevista: cada vez que competía lo hacía con todo su esfuerzo, debido a que lo más importante era dejar a Panamá en los primeros lugares de este deporte.

Pero no está en el olvido de todos los panameños, existen fanáticos que recordamos a Carlos Chávez y sus hazañas en el deporte y les estamos muy agradecidos por dedicarse a un deporte que nunca le representó ingresos económicos, le restaba tiempo para estar con sus seres queridos, que le representó gastos en sus implementos y uniformes deportivos, pero sobre todo nos demostró el verdadero amor de representar al país desinteresadamente y que en Panamá existen verdaderos atletas que están dispuestos a dejarlo todo por su país, sin esperar un beneficio a cambio.

Carlos Chávez ha servido de inspiración a muchos atletas del levantamiento de pesas en Panamá, quienes lo vieron como un digno ejemplo a imitar. Entre las personas que siguieron sus pasos tenemos a Pablo Justiniani, Hugo Lindsay, Hidelfonso Lee, Angel Famiglietti, Ricardo Salas, Matilde Ceballos, Luis Ramos, Ivan Batista, José Díaz, Alexis Batista, Narciso Orán, Victor Vergara, y Tomás Rodríguez entre otros.

Gracias Carlos Chávez Gordón por el primer oro panamericano para nuestro Panamá.

 

CARLOS CHAVEZa

Author: birria

Share This Post On